Publicado por el ago 7, 2013 en El blog de Lujó | 3 comentarios

Lo que los fabricantes no dicen: La limpieza del sensor  una entrada muy interesante del blog de José Benito Ruiz que nos habla de los riesgos de la limpieza casera de los sensores, y de los inconvenientes de los SAT.

Personalmente uso los sistemas de adhesión. No soy un técnico como Benito pero el uso de alcoholes siempre me pareció arriesgado para las películas protectoras del sensor, basándome únicamente en el sentido común, y el sistema de espátula no ha sido inventado para los-dedos-morcillas como yo. Sin embargo este sistema no me ha resultado nunca problemático pues ni le vi inconvenientes "químicos" y hay que ser muy bestia para poder causar daños al sensor con el mismo. Hay que añadir además su bajo coste, que es otro importante factor a tener en cuenta. 

 A pesar de utilizar este sistema habitualmente, siempre al menos dos veces ala año o llevo a un SAT local, quedando la verdad bastante satisfecho con el resultado

Yo como soy un manazas no me he atrevido más que a usar los sistemas de adhesión

José Benito Ruiz

Ya desde el inicio de la comercialización de cámaras digitales algunos fabricantes utilizaban un sistema similar al Dust Aid, un tampón con adhesivo en el que se captaban las partículas del sensor antes de enviar el equipo a venta. Este adhesivo capta en seco y sin frotar las partículas depositadas sobre el sensor. Nunca fuimos informados de que era una forma correcta de limpiar cuando no había condensación y partículas adheridas. Este sistema apareció a la venta muchos años después de la aparición de la primera réflex digital