Publicado por el dic 25, 2016 en El blog de Lujó | sin comentarios

Es la duda que siempre nos surge en los viajes: ¿cargaré con mi pesado equipo? ¿llevaré una compacta avanzada o una mirroless? ¿ o me conformaré con mi móvil?.

Vamos a intentar dar algunas pistas:

Como ya habréis adivinado yo al final siempre viajo con todo!!!!

Pero realmente la decisión debe de ser basada en distintos factores:

  • ¿Qué tipo de foto deseo realizar? Foto artística, de recuerdo, de reportaje....
  • ¿qué tipo de viaje es? un viaje o excursión comunitaria o familiar, de trabajo de ocio
  • ¿dispongo de posibilidades de transportar mochila, trípode, etc de forma cómoda y segura?

En función de ello decidiremos. Desde luego los obsesos de la fotografía intentaremos llevar siempre nuestro trípode, equipo al completo, filtros etc... Pero realmente a veces no es fácil y/o no compensa, aunque siempre que no lo he llevado, siempre, al volver a casa me digo, que fotos me he perdido por no traer la cámara buena.

Fue por eso que en mis dos últimas escapadas intenté hacer el esfuerzo de comprobar que ocurría con mi mirroless básica y con mi móvil

 

Primera prueba

fotos realizadas con la cámara sin espejo básica, y con filtros y portafiltros NISI cortesía de 3DPideas

Aprovechando la Semana Nacional de la Fotografía en Guadalajara decidí llevar solamente mi cámara sin espejo, realmente un modelo bastante básico, y a continuación voy a intentar desgranar lo que para mí fue la experiencia:

  • Pros:
    • Muy buen manejo del ISO
    • Calidad aceptable de los archivos raw
    • Posibilidad de usar filtros, polarizadores, etc
    • Poder usar trípode
  • Contras:
    • El tener que encuadrar por pantalla
    • Enfoque desesperadamente lento
    • Calidad muy justa del objetivo del kit
    • Ausencia de disparador externo
    • Debes de llevar una bolsa de menor tamaño que la reflex, pero la necesitas

A continuación os dejo algunas tomas

 Segunda prueba

Fotos realizadas con la cámara del móvil

En la reciente escapada a Portugal, en las poblaciones de Ponte de Lima ( la cual recomiendo visitar pues es una perla desconocida, de origen romano, con un encantador y bien conservado casco antiguo, y un ambiente agradable y apacible) y en Oporto decidí intentar realizar algunas fotos con el móvil.

Para ello previamente le instalé la app Camera FV5 ( con un coste de 3 €) para poder utilizarlo en modo manual y formato raw,  y a continuación voy a intentar desgranar lo que para mí fue la experiencia:

  • Pros:
    • No te supone llevar  más peso ni equipaje, pues habitualmente viajas con él
    • Inmediatez de compartir los resultados en tus redes sociales
    • SI lo configuras adecuadamente, cuando estés en una conexion wifi ( si disparas en formato raw) puedes tener de forma inmediata tu copia en la nube
    • Los resultados en formato raw son de una calidad aceptable
    • Para fotografía pseudo-gastronómica los resultados son más que aceptables, y su comodidad de uso enorme
  • Contras:
    • Tienes que encuadrar, enfocar y disparar en pantalla, con lo incómodo que eso puede resultar
    • No puedes utilizar trípodes, ni filtros para conseguir mejores resultados o largas exposiciones
    • El nivel de ISO aceptable no superó los 250 ISO
    • Los archivos raw llenan rápidamente la memoria de nuestro dispositivo

A continuación os dejo algunas tomas

 

las tomas nocturnas con iso 500-1000 se resienten considerablemente

Las tomas gastronómicas, disparadas en jpg, con una compensación de +1 EV y modo de cámara gastronómico dan un resultado muy aceptable

Como conclusión final os diré que he decidido o bien llevar el equipo completo ( ¿alguien lo dudaba? ) o bien conformarme con el resultado del móvil