Publicado por el jul 17, 2015 en Últimos trabajos | sin comentarios

 

Nuestra intención era visitar las zonas más alejadas de Bulgaria pero que nos habían comentado que tenían un interés especial.

Comentar que ir Rila no es sencillo. El autobús público que te lleva te deja solamente dos horas en el monasterio ( yo al final solo estuve una) pero no vende billetes de ida y vuelta con lo cual no tienes asegurada tu plaza de vuelta.

Hay excursiones privadas que te cobran sobre 20 euros pero tienes que pagar primero y ver las condiciones de salida y demás después.

Otra opción es una excursión privada que te lleva en coche con guía en Español ( mínimo dos personas) y te sube también a los lagos ( suplemento a parte) y cuesta 70 euros persona.

Ante esta tesitura decidimos alquilar un coche ( 120 euros automático A/C  y seguro todo riesgo sin franquicia). Saliendo del aeropuerto de Sofía a las 12:30 ( eso sí imprescindible gps ) y llegando a Rila  las 16:00.

Al final del artículo os dejo unos enlaces de   las páginas que usé para moverme .

Nos dice wikipedia :

El Monasterio de Rila (en búlgaro: Рилски Манастир, Rilski Manastir) fue fundado en el siglo X por San Juan de Rila (cortesano búlgaro conocido como Iván Rilski), un ermitaño, canonizado por la Iglesia Ortodoxa. El monasterio está situado en las Montañas Rila, en la parte occidental de Bulgaria, a más o menos 120 kilómetros de la capital,Sofía. Las coordenadas son 42° 08' 10 N 23° 20' 40 E en un sitio espectacular en el profundo valle del río Rilski.

Iván Rilski se retiró como ermitaño a las montañas de la cordillera de Rila. Su hagiografía cuenta que vivió santamente en el hueco de un árbol tallado en forma de ataúd pronto se extendió su fama de santidad y acudieron en su compañía otras personas que querían seguir su ejemplo. Al final de su vida fundó el monasterio para albergar a todos estos monjes ermitaños.

La tumba de San Juan de Rila se convirtió en un sitio sagrado y el primitivo monasterio fue transformándose en un complejo mayor. Desempeñó un papel importante en la vida espiritual y social de la Bulgaria medieval. Parcialmente destruido por un incendio a principios del siglo XIX, fue reconstruido entre 1834 y 1862, aunque los edificios más antiguos que lograron sobrevivir el fuego no fueron alterados.

El monumento es un ejemplo característico de la Resistencia Búlgara (del siglo XVIII al siglo XIX) y simboliza el sentimiento de identidad cultural eslavita después de siglos de ocupación por el Imperio Otomano. El monasterio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.1

En la novela La Historiadora (2005) de Elizabeth Kostova, el monasterio aparece brevemente.

 

  • Imagen de la entrada, observar semejanza con los monjes actuales
  • Monje de Rila, están por el monasterio permanentemente, son rápidos y esquivos
  • Entrando al monasterio
  • Torre exenta
  • Entrada al monasterio
  • Galerías dle monasterio
  • La fuente refrescante
  • Claustro
  • Más claustro
  • Detalles del pórtico
  • La fuente dle pórtico
  • Otro lateral del pórtico

 

La entrada al monasterio es gratuita en horario de 9:30 a 17:30 ( a las 17 cierran), peor el parking exterior vigilado es de pago 4 levs ( 2 euros )

No permiten fotos en su interior e intenté buscar la manera de conseguir permiso, lo cual resultó infructuoso por la intransigencia del vigilante, que no habla más que búlgaro, y con la ayuda de un estudiante que le tradujo e intentó hacer entrar en razón tampoco conseguimos nada. El vigilante del parking que hablaba un poco de inglés me dirigió a la persona que era la encargada de todo el reciento que me comunicó que por  100 euros podría conseguirme el permiso. Como solamente me quedaban 15 minutos desistí, peor la verdad es que el interior merece la pena, tanto arquitectónicamente como por la luz y las escenas de personas que se pueden obtener.

Tendréis pues que conformaros con las fotos del exterior del recinto.

  • Monastrio de Rila
  • detalle del campanario de la torre exenta
  • allí estuvimos!
  • balconadas
  • pórtico
  • galería lateral derecha
  • entrada

Intentar conseguir el permiso fotográfico antes de ir a través de la web del monasterio, merece realmente la pena

 

Las pinturas son soberbias y podrías pasar un día entero observándolas. En invierno y con nieve tiene que ser espectacular, pero el problema es el acceso, no aconsejo ir en esas circunstancias conduciendo, sería mejor hacerlo en el viaje privado.

Para la comida en cualquiera de los restaurantes que hay entre el monasterio y la población encontraréis comida típica a unos precios más que asequibles.

En el nuestro estaba comiendo una gente con vestido tradicional, parecían tipo a los amish americanos, pero no me atrevía a pedirles permiso para fotografiarlos, de lo cual me arrepiento profundamente.

 

  • Imagen de Santa Sofía

continuaremos por Bulgaria