Publicado por el oct 14, 2013 en Últimos trabajos | 1 comentario

Los llagares por tanto además de una gran dificultad técnica nos ofrecen oportunidades nuevas de creatividad y posibilidades.

Los contraluces, las luces sugeridas, luces naturales en medio de la penumbra son el paraíso de cualquier fotógrafo, pero a veces también su pesadilla si no sabe solventarlas. Además el ambiente del llagar con sus olores a manzana, a azucares en fermentación, a madera y a levaduras, los vapores de la limpieza de los toneles, todo ello crea un ambiente mágico y prácticamente inexplorado.

Intentaremos también plasmar ese cuidado artesano, eso que tiene de ancestral tradición, de calma, de mimo....

 

La fotografía debe transmitir los valores y sensaciones de lo que pretende mostrar

Sidra Peñón

Estas fotos se han realizado en uno de los más antiguos llagares de Asturias, concretamente en un llagar centenario.

Para obtener más información visitar su web 

 

Así mismo este mes la revista La Sidra, decana de la prensa en asturiano y del tema sidrero, muestra un amplía reportaje sobre el llagar y le dedica la portada , que podréis descargar gratuitamenet en pdf de su web