Publicado por el ago 19, 2015 en Últimos trabajos | sin comentarios

 

Un fin de semana en el vecino país, con nuestros amigos nos ha descubierto viejas tradiciones y lugares insospechados.

Aprovechando que hoy es el día mundial de la fotografía, quiero aportar un granito a esa rama de la misma que es la de preservar y difundir las costumbres de los pueblos.

El sábado a la tarde pudimos asistir a una "luta de buey" en una aldea del municipio de Castro Daire en Portugal.

El entorno ya era de por sí extraordinario, campos dorados por el verano, acompañados de un paisanaje tradicional, sano, en un ambiente de cordialidad y fiesta.

Allí se celebraba la tradición de la lucha de toros, uno por cada aldea de la zona, que son toros de la comunidad, y que se cuidan y mantiene por todos los  habitantes de esa aldea, para competir con los toros de las aldeas vecinas. 

La lucha es incruenta, salvo algún accidente casual como la rotura de un diente un arañazo no intencionado,  simplemente empujones con las frentes hasta que uno de los dos cede. Eso en caso de producirse pues en muchas ocasiones, simplemente el más débil opta por una discreta huida del prado...

 

Los lugareños observan los animales, o los exhiben orgullosos

  • los palos sirven para dirigir a los animales que están sueltos

es todo un espectáculo de musculo y perseverancia

queremos agradecer a Carlos Resende, Lola y su familia el trato dispensado, las amabilidades y la posibilidad de haber presenciado esta experiencia única