Publicado por el jul 28, 2013 en El blog de Lujó | sin comentarios

miradag

Hay cosas en fotografía, que como la mastercard no tienen precio. A raíz de la exposición y proyecto " Miradas desde las sombras/ miraes ende les sombres"  surgieron lazos personales de amistad y un reto: realizar esas fotos allá donde el extraño sea el fotógrafo, no los retratados.

Aceptado el reto un uno de Julio de 2011 pusimos rumbo a Rabat acompañados de nuestra nueva familia marroquí. No pudimos ser ni mejor tratados, ni mejor acogidos. Desde el primer momento nos sentimos arropados y queridos, protegidos hasta el extremo, y en algún momento hasta casi la asfixia.

Pero desde luego que ha sido una experiencia que al menos a mi, y creo que a toda la familia nos ha cambiado nuestra forma de ver la vida. Hemos aprendido que lo material no es más que eso, que aveces son más ricos los que nada tiene pero todo lo ofrecen, que una sonrisa a veces es más interesante que un billete de 100 euros  o que un cartucho de insulina no se mide en monedas sino en litros de gasolina.

 A veces que alguien te considere su hermano y te siente con el alrededor de una mesa con un té, unas pastas y unos "puffs" sin saber hablar tu idioma, y tú sin saber hablar el suyo, pero sintiéndote a gusto, relajado, en tu casa te refuerza en la idea que la fotografía es algo más que dinero, que fama, por mucho que algunos pretendan reducirla a un simple tramite mercantil.

Que mima Javiva se desviva en ofrecerte el té, las pastas, el yogur la leche, y que se sienta ruborizada cuando le pides permiso para una foto, o cuando mima Jamila te mira desde esos ojos que no ven y sonríe y dice que al señor blanco del norte que no le falte el te, que es un honor que esté en su casa ( un beso allá donde estés ahora mima seguro que en el mejor de los lugares que puede haber más allá de este planeta) y sonríe para una foto que nunca verá......te hace pensar que por dios no te falle la luz, no te falle el encuadre, y que consigas controlar ese pulso que te tiembla, ese corazón que se te desboca...

Solo puedo decir algunas palabras, tres para ser exacto:

GRACIAS, GRACIAS GRACIAS

realizar esas fotos allá donde el extraño sea el fotógrafo, no los retratados

  • mimajamila
  • الثديهافيفاmima javiva
  • fatiha y vecina

Mima Jamila

 y sonríe para una foto que nunca verá......te hace pensar que por dios no te falle la luz, no te falle el encuadre, y que consigas controlar ese pulso que te tiembla, ese corazón que se te desboca...