Publicado por el jul 23, 2014 en El blog de Lujó | sin comentarios

Lo primero que me gustaría matizar es que todas las fotografías del vídeo  son "jpg de cámara" sin ningún tipo de procesado, ya que solo pretenden dar una pequeña visión de mis vacaciones, sin otra pretensión más.

También quiero desde aquí agradecer a Carlos Resende, Pedro Damasio y sus familias el trato exquisito que nos dispensan año tras año, y los momentos inolvidables que compartimos.

En cuanto a las fotos deciros que de momento, cuando voy de vacaciones, la fotografía ni es una prioridad, ni una obligación para mí. Por supuesto que llevo el equipo y si puedo hacer fotos, las hago. Pero si hay que perderse una puesta de sol por maravillosa que sea, como pudo suceder en Fuerteventura, o podrá suceder muchas veces, por seguir nuestro ritmo vacacional, se pierde. Si se pueden compaginar las localizaciones, el momento y la fotografía estupendo.

Respecto a Alentejo os recomiendo ir con calma, sin prisas como allí se vive. Es una provincia enorme, y será imposible visitarla en un año. Descubrid el interior, con sus montes de alcornoques, las manadas de porco preto alentejano, los campos de girasoles, castillos, ruinas romanas y embalses. Ojo en verano las temperaturas superan fácilmente los 40º y te puedes encontrar en zonas montañosas y más de 40 km de carretera sin ver un rastro humano, llevad agua en el coche y aire acondicionado si podéis.

La arquitectura popular es otro buen motivo fotográfico, con sus colores, azul y blanco predominantes, pero también el amarillo. Con sus chimeneas , puertas y ventanas.

Pero esta Extremadura lusa también tiene mar, y con un bello litoral orientado hacia la puesta del sol, y cientos de playas, algunas de difícil acceso, otras de remoto acceso por alguna de las innumerables pistas de tierra que se abren paso entre los pinares.

La gastronomía es otro de sus reclamos, con sus peixes frescos del día pescados por los pescadores locales, con todas las variedades de porco preto, las migas, sus quesos, sus vinos...

yo ahora os dejo, con mi personal recuerdo