Publicado por el oct 22, 2016 en El blog de Lujó | sin comentarios

El tiempo pasa inexorablemente. Y ya son 10 las ediciones de nuestro concurso de Fotografía de la sidra, un concurso que refleja la sidra, la manzana, su entorno, su cultura. Ya son 200 las fotografías impresas en gran formato y exhibidas por toda Asturias.

Año a año, se ha incrementado la participación y la calidad de las fotos presentadas. Hemos tenido ganadores de otros países y de otras nacionalidades, así como de dentro y de fuera de Asturias .

Un certamen que cumple su primera década no podía estancarse, una vez consolidado y reconocido. Se ha buscado la forma de dar un salto cualitativo y cuantitativo que lo coloque entre los certámenes de mayor prestigio fotográfico, sin que ello implicase el que los aficionados tuviesen que renunciar a poder concursar con las mismas oportunidades y que se viesen reconocidos por jurados de avalado prestigio.

Por eso en este X aniversario hemos querido consolidar este concurso y dar un paso adelante. Para ello se ha encargado la organización del mismo a Asemeyando asociación fotográfica.

Y es por ello que desde Asemeyando han gestionado su inclusión en los certámenes de fotografía reconocidos por la Confederación Nacional de Fotografía, lo que implica un reconocimiento al concurso, a sus bases y a sus galardones. El concurso contará este año con el siguiente registro : E/2017/2

Ello implica adaptar las bases del concurso a las más altas normas de transparencia y cumplimiento de la legalidad vigente. Implica la presencia de un jurado que ha de cumplir altos estándares a la hora de otorgar los premios, e implica el reconocimiento oficial de las 25 fotos mejor clasificadas.

Nuestro concurso se convierte además en prácticamente el único concurso con reconocimiento oficial en España, y de carácter gratuito para sus participantes. Así mismo se convierte en el primer concurso de fotografía convocado en Asturias con reconocimiento oficial.

Estamos seguros de que ello implicará tanto un nuevo incremento en participación, como en la calidad de las obras presentadas. Así mismo no nos cabe duda de que redundará en el aumento del interés de la comunidad artística por la sidra, su entorno y su cultura, y que por ende contribuirá a su difusión fuera de los territorios asturianos.

Y este es el primer paso de un proyecto de crecimiento dirigido a convertirlo en un certamen de reconocimiento internacional en el que los objetivos del mismo sean conocidos y difundidos a nivel global, esperando y presuponiendo que ello atraerá la atención de una forma destacada sobre los objetivos del mismo.

 

Los fotógrafos federados podrán obtener puntos para su curriculum y los no federados no se verán afectados en modo alguno, aunque si en el futuro se federasen los posibles puntos obtenidos les son reservados hasta ese momento.

Esperamos vuestras fotografías, ilusionados con esta nueva etapa, que seguro nos dará grandes alegrías a todos.